Continúan los pinchazos y el acoso a los conductores de vehículos de alquiler

Después de una semana de cierta calma en las calles, los conductores de los coches de alquiler con licencia VTC han vuelto a sufrir el acoso y las coacciones por parte de un grupo de taxistas. Algunos de estos profesionales han denunciado ante la Policía Nacional que los taxistas les están requiriendo la documentación como si se tratase de la autoridad competente, lo que consideran como una situación de acoso.

En una de estas denuncias, a la que ha tenido acceso este periódico, uno de los conductores expone que fue abordado el lunes por un taxista en la zona de vehículos concertados de la estación de Santa Justa. “Perdona, te quiero hacer una pregunta”, le dijo el taxista, a lo que el conductor respondió que no podía atenderle porque tenía servicios pendientes. Cuando se introdujo en el vehículo e intentó cerrar la puerta del mismo, el taxista se lo impidió, por lo que tuvo que llamar a dos policías locales que estaban a escasos metros. “Que vengan, así le hablamos del incidente de este mediodía”, dijo el taxista, sin que el conductor supiera a qué se refería.

Unas horas después, la noche del lunes, un coche de alquiler con conductor fue saboteado cuando se encontraba en las inmediaciones del Media Markt, cerca de la estación de Santa Justa. Dos encapuchados rajaron dos de las ruedas. Además, la empresa a la que pertenece este coche comunicó a la Policía la noche del lunes que un taxi con cuatro personas fue buscando sus vehículos uno a uno por toda la ciudad.

Fuente: Diario de Sevilla.