El RACC entra en la economía colaborativa con el 6% de SocialCar

El RACC anunció ayer la entrada en el capital de SocialCar, la plataforma colaborativa de alquiler de coches entre particulares más importante de España, con 150.000 usuarios de los que 10.000 ceden su coche para alquilarlo. Mar Alarcón, fundadora y consejera delegada de SocialCar, explicó que el RACC ha tomado inicialmente un 6% del capital tras más de un año de colaboración comercial, en el que la star-tup daba descuentos a los clientes del RACC.

Josep Mateu, presidente de la asociación de automovilistas, recordó que el club se ha marcado dos objetivos para los próximos cuatro años: digitalizarse (una transformación a la que destinará una inversión de 16 millones de euros) y convertirse en un “club de movilidad”, más allá de sus orígenes como club de conductores. “No queremos centrarnos tanto en el coche como activo, sino como facilitador de la movilidad, lo que puede hacerse también compartiendo el vehículo”, explicó.

El RACC entra en el accionariado y en el consejo de SocialCar y destaca que la inversión no es financiera, sino “estratégica”, para introducirse en el mundo de la economía colaborativa, y como primer paso para una implicación mayor. “El RACC tiene una capacidad logística, para reparaciones o atención en emergencias por ejemplo, que puede aportar a SocialCar, y sobre todo es una marca de confianza para miles de clientes, lo que puede ser la base para que aporten su coche, cuando no lo utilizan, para su uso compartido”, explicó.

Mar Alarcón explicó que existe gran posibilidad de sinergias entre los dos grupos. “Ellos nos pueden ayudar a mejorar en asistencia en carretera o atención al usuario, u ofreciendo servicios de mantenimiento o revisiones de vehículos entre usuarios. También tienen un buen sistema de gestión de multas, que es un servicio que nosotros también ofrecemos a nuestros clientes. Además, nosostros tenemos una plataforma tecnológica para gestionar una comunidad de conductores, y ellos tienen un concepto similar pero off line”, por lo que consideró que la colaboración entre las dos empresas puede seguir creciendo. La gran aportación, sin embargo, puede ser aumentar la base de clientes de SocialCar, sobre todo durante los meses de verano, cuando la firma no puede atender toda la demanda de sus usuarios por falta de vehículos.

El RACC cerró el 2015 con 820.000 socios y 260 millones de euros de ingresos, que crecieron de nuevo el 2016 tras varios años de crisis, según avanzó Mateu. La firma realiza 900.000 asistencias al año y gestiona más de 600.000 pólizas de seguros, y ha pasado tres años estudiando todas las opciones de economía colaborativa en el mundo del automóvil.

Fuente: La Vanguardia.